Mis manos, mi mente, dan alas a mi alma

¿Sabes como se hace un álbum de vida? Te voy a hablar de una situación que seguramente te sea familiar:

-Mil fotos en tu móvil. 

-Frases a ti misma tipo: “un día me pondré e imprimiré las mejores”, “cuando tenga tiempo…”, “guardo estas entradas porque un día las pondré en el álbum”.

Es una situación muy común, no eres rar@.  Con suerte, tendrás copia de seguridad en la nube, en el ordenador, o la firme convicción de que lo vas a resolver pronto. Incluso para l@s perfeccionistas, invertir la situación puede ser difícil. Yo he estado muchos años guardando en cajas cientos de recuerdos de mis viajes, esperando “ese tiempo” que no llega nunca, en que crearía un álbum para cada escapada, cada viaje importante. Más tarde, al darme cuenta de que me estaba convirtiendo en la protagonista del refrán “en casa de herrero cuchillo de palo”, y de que eso era algo que siempre habia odiado, (la falta de coherencia, no a los herreros ni a los palos), me propuse solucionar el tema.

Empecemos por lo más importante: BAJAR EL LISTON. Si sigues pensando que tooooodas tus escapadas merecen un album individual, y que siempre podrás ampliar las estanterías de tu librería hasta el infinito, no empezamos bien.

El realismo te salvará de tu propia exigencia, déjate salvar. 

¿POR DONDE EMPEZAR?

En mis talleres siempre suelo dar ideas de uso para las encuardernaciones que enseño. Y con todos los formatos de álbum, siempre comento mi experiencia personal.  Es el mismo funcionamiento de un diario, pero en este caso, un diario de imágenes, un ALBUM DE VIDA.

Album de vida. Pon tus fotos en orden, por fin.

 

EL ÁLBUM

Póngamos manos a la obra, el ingrediente principal de todo esto son las fotos y el álbum. Busca un álbum de formato grande, yo para este proyecto siempre opto por los formatos verticales y grandes, pero también trabajarás genial con los apaisados. Mis álbumes de vida son gruesos, no viajan, se quedan en casa, así que tiro a lo grande, que me de para dos o tres años. La tienda ahora mismo está de reformas importantes, pero en breve tendrás los nuevos modelos, entre ellos, los maxi, ideales para este proyecto.

 

 

 

LAS FOTOS

Igual de importante: las fotos. En los proyectos para fotógrafas, trabajo con estudios de impresión profesionales. Pero para mi álbum, pese a buscar la calidad, priorizo que me sea fácil y rápido, y si me envían mensajitos recordándome que me toca enviar el resumen de mes, mejor que mejor. Hace años que uso la App Freeprints (sin patrocinios, es convicción pura). Es una app fácil de usar, desde tu movil. Cada mes puedes pedir hasta 40 fotos en formato 10x15. No tiene ningún compromiso de permanencia, ni pedidos mínimos. De hecho, yo la suelo usar cada dos meses.

De nuevo, tiremos de realismo. No se trata del  portafolios de un estudio de fotografía. Decide qué vas a priorizar: ¿la foto perfecta o la que te saca una sonrisa? Ese abrazo sin encuadre, a contraluz y un poco borroso también sirve, si es un súper abrazo o te estabas muriendo de risa. Son tus momentos, cuando necesitemos fotones, ya nos regalaremos una sesión profesional.

  • Mes a mes. Yo marco el ritmo mes a mes. Busca tu pauta cronológica, tal vez no tengas tantas fotos, y prefieras hacerlo por estaciones. Aunque si eres “de fotos”, dudo mucho que no tengas tres o cuatro fotos destacables por mes.

 

Ya se que es un proyecto importante pero te aseguro que el resultado vale mucho la pena. Por no hablar de esa tranquilidad que nos da el orden…un vicio. Te propongo hacerlo juntas. Dejo este post en este punto y os publico la segunda parte en breve, con más ideas para empezar.

Si no ves como empezar a organizar tus fotos, que tal si empiezas haciendo una selección del 2018, mes a mes. Busca tu mejor opción para imprimirlas y seguimos hablando.

Y si tienes otro sistema, ¡estaré encantada de que me lo cuentes! Comparte!

Pin It on Pinterest

Share This