Mis manos, mi mente, dan alas a mi alma

ESCRIBE.

Escribe siempre, incluso sin filtros. Creo firmemente en la escritura como terapia. Como herramienta para estar en el presente. Para estar, sin más, para pararte, para volcar esos pensamientos que flotan en tu cabeza en bucle y aparecen sin parar.

Hace unos días escuchaba la entrevista  que Imma de Living with choco le hacía a Silvia Escribano, donde comentaban que la mente tiene una media de 60.000 pensamientos diarios. Y que muchos de ellos son repetidos, vuelven y vuelven a tu mente… Una vez más: sal de ese bucle, ESCRIBE!!  Si te animas a verla, este tema lo tratan en el minuto 26…

“Escribir es la manera más profunda de leer la vida” Francisco Umbral


Escribe: momento de escritura sobre la cama con rayos de sol

La historia del “PÁNICO A LA HOJA EN BLANCO” o del “PARA QUE SIRVE UNA LIBRETA”

ESCRIBE como terapia

Para explicaros esto, voy a recordar una escena de Harry Potter (si, soy una friki de la saga): el PENSIEVE, en la edición en catalán se tradujo como “pensiu”. Se trataba de un bol de piedra en el que Dumbledor con su varita, al finalizar el día, volcaba sus pensamientos a través de un brillante hilo de luz … Algo parecido sucede con un diario, sus hojas contienen, guardan, te acompañan, te recuerdan…

ESCRIBE: dale una tregua a tu mente, sal de ese bucle.

1. En primer lugar, busca un lugar en el que te sientas cómoda. Abre tu libreta, tócala, nota la textura del papel, el olor… hazlo con presencia, nada de piloto automático.

2. ESCRIBE, vomita, no pienses, volca eso que no para de venir a tu mente sin parar y que te distrae del momento presente. Es posible que la hoja en blanco te imponga, pero como todo, es cuestión de empezar.

3. LEELO, no juzgues. Verás que eso que planeaba sobre tu cabeza, ha cambiado de lugar, por lo que lo ves desde un sitio diferente.

4. CIERRA la libreta,  tócala, nota de nuevo la textura del papel, el olor…

5. SIGUE. Observa todo eso que te estabas perdiendo por estar instalada en ese pensamiento.


 

 ESCRIBE para regalar emoción

Una libreta puede ser mucho más que eso. Puede ser un regalo único. Un contenedor de secretos, recuerdos… de momentos.

PASOS PARA REGALAR MÁS QUE UNA LIBRETA: 

1. PIENSA en esa persona a la que se la quieres regalar, en lo que significa para ti.

2. ELIGE una libreta, no una cualquiera, tómate un momento. Elige LA libreta.

3. ÁBRELA, tócala, nota la textura del papel, el olor… piensa de nuevo en esa persona especial.

4. Finalmente, ESCRIBE. No pienses demasiado, escribe sobre qué significa esa persona para ti, sobre aquel momento que compartisteis o sobre lo que esperas del futuro con ella. Acaba con puntos suspensivos… a modo de continuará.

 Resumiendo, escribir puede ser una gran herramienta en tu vida, atrévete a usarla. Te aseguro que puede ser un camino precioso. Y tu? Escribes?

Apúntate ahora a mi Newsletter

Te invito a entrar, a compartir contigo novedades, descuentos exclusivos solo para ti, talleres y tutoriales. Te invito a que te quedes. ¿Me acompañas?

Muchas gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Share This